La tua Vacanza al Mare in Italia: perfetta in Famiglia in Gruppo e con gli Amici!


  • Italian
  • German
  • Spanish
  • English
  Contrada Cerrano 36 - 64028 Silvi (Teramo)
Tel: +39 085 9354033 mobile +39 320 2504905
Tel & Fax invernale +39 085 4225071
info@agriturismolemacine.it
 
   

Iscriviti!
Sarai aggiornato su offerte ed eventi.
Nombre

E-Mail
Suscribirse
Desuscribirse

Chiama con Skype

LA ESTRUCTURA

La estructura del lugar, el cuál se asoma al mar de Silvi, un poco aislado y al mismo tiempo fácil de encontrar, y el amor por nuestra tierra, nos han animado a devolver la vitalidad a este antiguo poblado restaurándolo con pasión y atención  a los detalles, usando las técnicas y los materiales de antaño, para valorizar y subrayar el encanto y la acogida originales, garantizando de  formas un alojamiento

 

EL RESTAURANTE Y LA BUENA COCINA

Antiguamente depósito para las herramientas hoy es un punto de restauración íntimo y acogedor. Las antiguas vigas de madera, la chimenea de ladrillo y las antiguas herramientas del campo decorando la pared hacen que la atmosfera sea mágica y familiar. La pasión por la buena comida, las típicas recetas de Abruzzo, los productos genuinos y la atención a la preparación de recetas sabrosas hacen que no se pueda renunciar a la cita con nuestra cocina. El desayuno exquisito, la comida y las cenas refinadas harán un entorno idóneo para tus momentos inolvidables.



VIDA AL AIRE LIBRE

La extensión del la empresa y las ofertas de actividades dan la posibilidad al huésped de pasar días agradables sin aburrirse nunca. Una piscina entre los olivos asomada al mar, el amplio solárium y la mesa de ajedrez bajo la enramada, el romántico paseo hasta al antiguo pozo, el campo de la petanca, el ping-pong, el futbolín, los juegos para los niños y una taberna con una pequeña biblioteca. La pequeña plaza Le Macine, el corazón de la empresa donde se suele cenar bajo el cielo estrellado del campo y es un encanto quedarse delante del horno de madera que crepita y delante del panorama donde la mirada desde la imponencia de la montana puede llegar hasta al infinito del mar azul para perderse en el placer de una lectura silenciosa en la sombra del pequeño bosque.